viernes, 18 de febrero de 2011

P.N. DE TIMANFAYA


El Parque Nacional de Timanfaya se encuentra en los municipios de Yaiza y Tinajo de la isla de Lanzarote, Islas Canarias.
El parque nacional de Timanfaya fue declarado Parque Nacional el 9 de agosto de 1974.
En el interior del Parque Nacional de Timanfaya se pueden observar una gran variedad de fenómenos geológicos relacionados con su naturaleza volcánica así como una gran diversidad biológica que alcanza a 180 especies de vegetales distintos. Se trata de un hábitat donde la presencia humana ha sido prácticamente nula, siendo un auténtico laboratorio de investigación para procesos de colonización biológica.
Vegetación: Destacan los cultivos de higuera (Ficus carica) cercados por muros de piedras. La importancia de estos cultivos radica, por una parte, en el enorme valor histórico y cultural que este particular tipo de cultivo tiene, y por otra desde un punto de vista faunístico, por constituir el hábitat idóneo de diversas especies que casi exclusivamente se asocian con él, especialmente de la avifauna del Parque (tórtolas, perdiz moruna, etc.). Las zonas en que aparece esta unidad ambiental son los alrededores de Montaña Tremesana, María Hernández y Pedro Perico al sur, y la zona de Miraderos al este, con una superficie aproximada del 5% del Parque.
Fauna: El número de vertebrados terrestres que habitan en el Parque es escaso debido a las malas condiciones de Timanfaya. El lagarto de Harí y el perenquén rugoso o majorero son los únicos reptiles capaces de vivir aquí alimentándose de insectos y algunas plantas. Entre las especies introducidas podemos señalar al conejo, traído por los españoles en la conquista de las islas, y el animal más dañino al ecosistema de Timanfaya. También se han encontrado restos de erizo moruno en los límites del Parque. En cuanto a las aves se puede ver el cuervo el cernícalo común y el alimoche

Cultura: El Parque Nacional de Timanfaya cuenta con un importante recurso cultural como son los cultivos agrícolas tradicionales, entre los que merece especial atención el cultivo de la higuera. Estos cultivos se asientan sobre propiedades particulares incluidas dentro del ámbito geográfico del Parque Nacional, y disponen de muros de piedra volcánica a modo de zocos que las protegen de los fuertes vientos dominantes. No se puede dejar de visitar Los Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes.
Trabajo realizado por JORGE PORRAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario